Cómo motivar a los empleados

Los gerentes exitosos se dan cuenta de que las etiquetas de "desobedecer, no cooperar", etc., están adheridas a los empleados de un equipo que alguna vez fueron seleccionados para trabajar para ellos por la propia empresa. En otras palabras, dicha persona nunca tuvo poco talento, ni tiene una actitud negativa hacia el trabajo. Algo en la compañía debe haberlo cambiado. Podría ser el ambiente de trabajo, podrían ser los compañeros de trabajo quienes lo han ignorado, o muchos otros problemas.
 
Una persona podría decepcionarse con las condiciones de trabajo muy pronto si no tiene la imagen real frente a sus ojos. Eso no significa que el talento dentro de él haya muerto. Lo que se necesita para sacar ese talento y rejuvenecer a esos empleados es tratar de comprender sus problemas.
La mayoría de las veces, la mala actitud y el enfoque informal del trabajo podrían ser un comportamiento desviado para algunas políticas generadas por la administración. En otros casos, podrían ser políticas de recompensa inadecuadas, o incluso una cultura laboral deficiente.


Motivar a los empleados
 
Un buen motivador no es alguien que roza a los mejores de su equipo y trabaja con ellos e ignora al resto. El mejor administrador de recursos no permitirá que las personas con talento desperdicien sus habilidades. Les gustaría saber la razón detrás del resentimiento para que sepan cuál es el mejor para todos al final.
 
Muchas veces, un mal desempeño podría ser el resultado de no tener discusiones francas, no apreciar el trabajo duro, no dar el debido crédito y liderar con el ejemplo. Un buen motivador comprende que es importante ganarse la confianza de la persona a la que motiva para alcanzar su potencial.
 
Podría haber muchas razones detrás de la falta de motivación en la vida de un empleado. Los expertos afirman que los principales entre ellos son:
  • Falta de capacidad requerida : en los tiempos de reducción y recesión, muchos aspirantes aceptan cualquier oferta de trabajo que les hagan, como resultado de lo cual terminan trabajando en un sector en el que nunca tuvieron ningún interés, ni tuvieron talento en ello. En tales casos, la motivación adicional es imposible, a menos que el empleado reciba capacitación profesional en el conjunto de trabajos necesarios. En tales situaciones, se pueden organizar programas de capacitación después del horario de trabajo.
  • Sin desafíos en el trabajo : muchos buenos candidatos se aburren después de los primeros años en una empresa. Eso se debe a que sienten que sus habilidades no se están utilizando, y su talento no se les está dando una oportunidad. Las personas con múltiples talentos se frustran al trabajar en el mismo trabajo y este aburrimiento puede causar una actitud deficiente y poca motivación.

Para mejorar esta situación, a dichos empleados se les puede asignar otras actividades extracurriculares, como capacitar a nuevos miembros, incluirlos en comités y tomar sus sugerencias en diferentes proyectos de equipo. Esto los mantendrá interesados ​​y también motivados en sus trabajos.

Los esfuerzos no son apreciados

A ningún empleado en este mundo le gusta si su duro trabajo es ignorado o dado por sentado. Cada persona quiere que sus esfuerzos tengan algún impacto en el resultado de la empresa. Cuando a una persona se le hace sentir que su trabajo no está contribuyendo al éxito de la empresa, pierde el impulso de trabajar duro y, como resultado, su productividad comienza a retrasarse.
 
Esto hace que el empleado se sienta celoso de los demás cuando la otra persona es alabada o promovida. En lugar de estar contento por el éxito profesional de sus colegas, el empleado descontento termina resentido por ellos.
 
Es responsabilidad de los gerentes asegurarse de que las personas se sientan valoradas y necesarias en una empresa. Deben ser proactivos en compartir comentarios y dejar que una persona sepa hacia dónde se dirige y qué cambios debe hacer en su enfoque para obtener mejores resultados.

Lugar de trabajo hostil

La mayoría de los empleados no se llevan bien con sus colegas, sin embargo, algunos de ellos podrían estar siendo ignorados por todos debido a las malas habilidades de comunicación o la naturaleza introvertida. El gerente debe explicarle al equipo que el objetivo del equipo es hacer el trabajo como una unidad cohesiva, y que es imposible trabajar de manera disjunta.
 
Además de tales discusiones en equipo, también es importante organizar salidas, reuniones, etc. del equipo para mantener la comunicación en un equipo saludable. Formar pequeños equipos y delegarles trabajo también les ayudará en esto.

Problemas personales

La vida está llena de incertidumbres y uno nunca puede prepararse realmente para las situaciones que pueden surgir en el caso de las cosas. A menudo, las situaciones son tan difíciles que invaden la vida personal y profesional.
 
Para abordar temas tan delicados, muchas compañías tienen guías de asesoramiento que brindan asistencia a los empleados. La buena noticia con estos problemas es que a menudo es temporal y no hay nada de comprensión, la empatía y la conversación franca no van a ser claras.

Han desarrollado una actitud

Las personas desarrollan una actitud negativa hacia el trabajo cuando no les va bien en su trabajo o lo hacen demasiado bien. En el primer caso, la actitud negativa es más perjudicial ya que afecta el ambiente de trabajo y también trae tendencias negativas en el resto de los empleados.
 
El último caso podría no ser tan responsable en la creación de un entorno laboral negativo, pero aísla a las personas y las hace demasiado seguras. A nadie le gusta interactuar con alguien que actúa como si lo supiera todo de una manera mucho mejor que ellos.
 
En el caso anterior, siempre es mejor tener una conversación franca con ellos y verificar qué razones lo hacen desarrollar un enfoque pesimista hacia su trabajo. En lo que respecta a las personas que tienen una actitud demasiado confiada, la mejor manera de lidiar con ellas es darles una tarea desafiante, algo que pondrá a prueba sus conocimientos y capacidades.


ANTERIOR: Motivación en el mundo de los negocios

SIGUIENTE: Gestión del rendimiento

INDICE: Curso de habilidades motivadoras 

Comentarios