Conseguir una vida de bajo estrés

En el mundo de hoy, los empleados ya no pueden trabajar de forma aislada; todos están trabajando en los recados de los demás. En un mundo tan conectado y agitado, es imposible deshacerse de todos los factores de estrés, ya que algunos vienen con la ocupación, y algunos son buscados intencionalmente por personas como motivación para completar su trabajo.

Antes de comenzar resumiendo los tres enfoques, veremos rápidamente los conceptos básicos de un estilo de vida de bajo estrés. Hay tres componentes básicos que hacen posible un estilo de vida de bajo estrés, que son
  • Dieta,
  • Dormir y
  • Ejercicio.

Existen muchos programas de reducción del estrés, pero ningún programa podría darle un estilo de vida completo con poco estrés si faltan estos tres elementos básicos en su vida.

Comer adecuadamente

Hoy en día, las personas están tan ocupadas en sus horarios agitados que descuidan completamente su salud. Existe una gran implicación para la salud entre comer lo que se obtiene y comer lo que es realmente saludable. Hoy en día, las personas están más preocupadas por comer algo que está disponible y que también es sabroso.

Tendemos a confiar más en la comida rápida y en la entrega en línea en lugar de una comida casera. Hablando francamente, podríamos sentir que no tenemos el tiempo o la paciencia para cocinar después de regresar de un día agotador en la oficina. Las frutas y los jugos frescos han sido reemplazados por jugos saborizados envasados, las comidas han sido reemplazadas por artículos listos para servir y demás.

Pero lo que nunca pensamos es cuán drásticamente estos alimentos chatarra están afectando nuestra salud. En la era de la multitarea y terminar las cosas antes de la fecha límite, olvidamos que nuestra primera prioridad es cuidar nuestro propio cuerpo y salud, para que podamos centrarnos más en nuestro trabajo.

Hacer ejercicio regularmente

Las personas tienden a trabajar durante largas horas sentadas frente a la pantalla de su computadora, lo que eventualmente afecta su médula espinal e induce problemas relacionados con el peso. Después de algún tiempo, sufren de enfermedades como obesidad, colesterol, problemas en la médula espinal , etc. Por lo tanto, uno siempre debe encontrar algo de tiempo para mantenerse en forma. El ejercicio juega un papel importante en la reducción del estrés al relajar nuestro cuerpo. Algunos otros beneficios del ejercicio regular son:
  • Te hace físicamente fuerte y activo, por lo que eres más resistente al estrés.
  • Le ayuda a pensar con claridad, lo que limita los efectos nocivos del estrés.
  • Te ayuda con las emociones; puedes controlar mejor tu ira y tu frustración.
  • También puede darte tu “tiempo para mí”, donde puedes pensar en una situación con claridad y encontrar diferentes formas de superarla.

Uno puede comenzar a hacer ejercicio de cualquiera de las dos maneras: la primera es un entrenamiento de treinta minutos por día, o de tres a cinco sesiones de una hora por semana. Si no tiene suficiente tiempo para hacer ejercicio, intente disfrutar de algunas actividades que realmente disfruta y que le darán un poco de tiempo a solas. Puede probar algunas de las siguientes formas:
  • Salga a caminar durante los descansos.
  • Usa las escaleras en lugar del elevador.
  • Camine o vaya en bicicleta hacia o desde la oficina, si es posible.
  • En lugar de sentarse, comience a caminar mientras habla por teléfono.
  • Cuando vea televisión, use pausas comerciales para hacer ejercicios rápidos.

Vale la pena recordar que su estilo de vida cambia cuando cambia su dieta, sueño y ejercicio. No cambie todo de repente, ya que puede ser difícil adaptarse a él, pero comience lentamente y de manera constante. Siempre manténgase enfocado y vea las cosas de manera positiva. Una visión positiva resuelve la mitad de los problemas que uno tiene.

Durmiendo bien

Según la encuesta de 2010 realizada por la National Sleep Foundation en los EE. UU., El 28% de los adultos declaró que la somnolencia interfiere con sus actividades diarias cada pocos días de un mes. Alrededor del 5% de ellos informaron que la somnolencia afecta su productividad de una forma u otra casi todos los días. Alrededor de una cuarta parte de los adultos admitieron haber conducido a casa mientras se sentían somnolientos.

Del 43% de los adultos que declararon que habían dormido bien casi TODAS las noches; El 25% de ellos, en preguntas adicionales, aceptaron que querían dormir bien algunas noches a la semana. La persona promedio necesita al menos siete horas de sueño al día, pero se las arregla para dormir solo durante seis horas. Una hora puede no parecer una gran diferencia, pero en el transcurso del año son aproximadamente 230 horas de sueño, ¡lo mismo que no dormir durante casi 10 días al año!

Es muy importante tener una buena noche de sueño. El sueño ayuda a tu cuerpo y mente a relajarse. A veces debes dejar de pensarlo todo y simplemente cerrar tu cerebro de cada pensamiento que se te ocurra, relajar tu cerebro y dormir.

Pruebe los siguientes consejos para ayudarlo a dormir bien por la noche:

  • La cama es para relajarse y dormir , así que no la use para ningún otro propósito como leer, mirar televisión, trabajar, etc. Se agrega al estrés en los músculos que impiden dormir. Por las mismas razones, use solo su cama para dormir y no el sofá o el sillón.
  • Su habitación debe ser un lugar cómodo para dormir. Use cortinas para mantener la luz apagada , atenúe las luces mientras duerme, use una manta y no permita ruidos ni distracciones.
  • Trate de establecer una hora de dormir apropiada y regular ; siempre acuéstate a la misma hora, lo que da una rutina a tu reloj biológico.
  • Una taza de leche tibia , algunos estiramientos, unos momentos de meditación, un baño tibio y música tranquila son excelentes maneras de relajarse, lo que te ayudará a dormir bien por la noche.

Durmiendo bien


ANTERIOR: Manejo de situaciones estresantes

SIGUIENTE: Reducir el estrés en casa

INDICE: Curso de estrés laboral

Comentarios