Dinámica de la autoconfianza

Ahora que hemos entendido cómo la autoconfianza depende de su capacidad percibida para administrar una acción, analicemos las acciones que ayudan a cultivar un sentido de autoconfianza. La confianza en uno mismo prospera en una atmósfera donde la persona recibe comentarios constructivos y el enfoque siempre está en lo positivo.

En ese entorno de trabajo, una persona segura podrá practicar sus habilidades y talento más allá de las expectativas, ya que tendrá la oportunidad de establecer objetivos, olvidar sus propios errores pasados ​​y aprender cosas nuevas.

Dinámica de la autoconfianza

Por otro lado, la autoconfianza de una persona puede verse seriamente obstaculizada en un entorno donde hay una comparación constante con los demás y donde las expectativas no son realistas. Las personas se enfrentan entre sí según su desempeño en el juego de números.

En estas condiciones, una persona se verá obligada a cultivar una mentalidad competitiva poco saludable recurriendo a medios injustos para el éxito, escuchando modelos a seguir indignos, siendo demasiado duro para juzgar sus propias actuaciones y subestimando sus propias capacidades.

Tal ambiente genera un lugar de trabajo poco saludable donde el estrés es más importante para vencer el desempeño de los demás, en lugar de unirse como un equipo para ayudarse mutuamente. Dichas compañías podrían alcanzar su punto máximo durante algún tiempo, pero finalmente colapsan.


ANTERIOR: Confianza en sí mismo vs. autoestima

SIGUIENTE: Rasgos de las personas seguras de sí mismas

INDICE: Curso de autoconfianza

Comentarios