Lenguaje corporal

Las sesiones de habla improvisadas siempre están llenas de estrés y pérdida de palabras. Es común ver a los hablantes tartamudeando durante el discurso. Sin embargo, esto puede mejorarse con la práctica y la tartamudez depende más de si el hablante tiene suficiente contenido para hablar. Sin embargo, el lenguaje corporal es otro factor importante para un buen discurso. Está científicamente establecido que la comunicación no verbal es una parte vital de la conversación y el lenguaje corporal forma el 55% de este componente no verbal. El resto está hecho del tono de la voz del hablante.
 
Un buen orador nunca mantiene sus manos hacia abajo. Las manos deben estar como máximo hasta el nivel de la cintura. También deben seguir moviéndose. Las manos colgadas a un lado transmiten desinterés. Si el lenguaje corporal del hablante no es bueno, la audiencia pierde interés en el discurso. Por lo tanto, las manos siempre deben estar levantadas.

Lenguaje corporal
 
Otro factor a tener en cuenta es el movimiento de la cabeza. La cabeza no debe fijarse en una dirección. Debe seguir moviéndose, para dar la impresión de que los ojos del orador están cubriendo a toda la audiencia. En las discusiones grupales, no mire a una sola persona. Mueve la cabeza y mira a otros altavoces también. Señale hacia ellos y hágales preguntas.

Las manos nunca deben estar juntas

Los brazos cruzados y las manos juntas son signos de posición defensiva y transmiten un comportamiento introvertido. Las manos dobladas en la parte posterior también se desaconsejan. Las manos tampoco deben moverse demasiado. No se recomienda señalar con el dedo a otros oradores o al público, ya que generalmente se percibe como un gesto grosero. En cambio, el orador debe tener la palma abierta y eso debe usarse para señalar a la audiencia o compañeros oradores.

Manos juntas
 

Moviéndose en el escenario o Dias

Demasiado movimiento en el escenario generalmente se desaconseja. El público no debe distraerse con el movimiento del orador en el escenario. No es importante llegar a las esquinas del escenario en aras de la utilización del escenario. El hablante debe limitarse a un círculo de unos pocos pies de radio con el centro del escenario como el centro de este círculo.

Movimiento de la mano

El movimiento excesivo de la mano o del cuerpo en el escenario se considera un signo de nerviosismo y dudas. Los pies tampoco deben arrastrarse por el suelo. El sonido chirriante hecho al arrastrar los pies es muy desagradable para todo tipo de público.

Posición de la cabeza

La cabeza siempre debe mantenerse en alto y no se recomienda mirar hacia el suelo. Mirar hacia abajo nuevamente transmite dudas y la audiencia lo considera una falta de convicción. Significa que el hablante está pensando mucho sobre qué hablar. El orador debe tener la cabeza en alto y debe mirar directamente a la audiencia.

Cara sonriente

La última pero una de las cosas más importantes es tener una sonrisa. Aporta un semblante positivo al discurso. Incluso durante las discusiones y debates grupales, se recomienda llevar una sonrisa amable en la cara. Eso demuestra que el orador está abierto a las ideas y también es receptivo a la opinión contraria. Tener una cara seria y monótona transmite hostilidad.
 
Sin embargo, las sonrisas tienen que ser cautelosas : no es una buena práctica sonreír incluso cuando se discuten temas trágicos, como las crisis naturales o la muerte de una persona. No debe haber un flujo innecesario de emociones. El orador debe recordar no fingir emociones en el escenario. Una emoción falsa, si es detectada por los oyentes, puede ser contraproducente en las peores formas.

Cara sonriente
 
El lenguaje corporal no se trata solo de movimientos de manos o movimientos corporales. También se trata de expresiones faciales. Las expresiones faciales adecuadas son importantes para transmitir emociones apropiadas. Hay muchos otros factores que juntos forman las pautas del lenguaje corporal positivo para los hablantes. Es importante mezclar buenas ideas con un buen lenguaje corporal para que el discurso sea exitoso. Una buena combinación de lenguaje corporal y palabras puede hacer que cualquier discurso sea maravilloso.


ANTERIOR: Errores comunes

SIGUIENTE: Habla improvisada: Conclusión

INDICE: Curso de habla improvisada 

Comentarios