Lenguaje corporal

Jarod Kintz había escrito una vez que "soy bilingüe. Hablo inglés y cuerpo". Esta declaración enfatiza cuán importante es el lenguaje corporal para la imagen que proyectamos de nosotros mismos y la imagen que percibimos de las personas que nos rodean. El lenguaje corporal nos ayuda a generar y transmitir mensajes a los observadores a través de nuestra postura, gestos y movimientos corporales.

Las inconsistencias entre la comunicación verbal y no verbal a menudo confunden a las personas, ya que tienden a poner más énfasis en el lenguaje corporal en comparación con el habla. Si una persona sonríe mientras dice que está triste, sus palabras perderán su valor y el observador tomará esa declaración como una mentira.


 
Los factores más importantes que resumen el lenguaje corporal son:

  • Contacto visual: el contacto visual constante (no continuo como al mirar fijamente) indica una sensación de confianza y una buena disposición para conectarse con la discusión, a diferencia de los ojos tímidos y los ojos caídos que dan la impresión de falta de preparación, baja confianza o desinterés .
  • Expresión facial : una persona puede revelar fácilmente sus pensamientos si estudiara su rostro. Las personas que son realmente felices tienden a arquear las cejas, en comparación con las que sonríen solo por cortesía. Estas pequeñas sugerencias pueden dar muchos detalles y mensajes no hablados sobre las personas.
  • Postura : se recomienda mantener siempre una postura correcta, recta y nítida mientras está de pie o sentado. La postura holgada a menudo se asocia con arrogancia, pereza e improductividad. Por otro lado, una persona sentada directamente en su silla irradiará confianza e inspirará respeto.
  • Gestos específicos : los guiños se aceptan universalmente como una señal de "Sí", y cinco dedos extendidos denotan el número "cinco". Estos son ciertos movimientos específicos que debe tener cuidado al hablar, para que no haya discrepancias en el gesto y el habla.
  • Proximidad física : la forma en que nos damos la mano y damos palmaditas en los hombros de otras personas nos da una imagen amigable o amigable. Estar demasiado cerca o demasiado lejos de un hablante podría dar una sensación de intrusión o arrogancia.


ANTERIOR: El arte de preguntar

SIGUIENTE: Small Talk y sus beneficios

INDICE: Curso de habilidades interpersonales

Comentarios