Liderazgo para mujeres: Beneficios

Las mujeres constituyen la mitad de la población en edad laboral en el mundo. Las compañías dirigidas por mujeres parecen haber tenido un mejor desempeño tradicional que sus contrapartes en tiempos de crisis financiera. Un estudio realizado por el Centro de Investigación Pew sobre mujeres y liderazgo sugiere que hay poca diferencia entre hombres y mujeres en rasgos clave de liderazgo, como la capacidad de innovar e inteligencia, mientras que muchos observan que son incluso mejores que los hombres cuando se trata de ser compasivo y organizado.

Los beneficios del liderazgo femenino en diferentes sectores son múltiples y son tan importantes como los del liderazgo masculino. Se considera que el liderazgo de las mujeres es bueno para la salud financiera de una organización. Las organizaciones que tienen mujeres como miembros de la junta muestran un desempeño financiero significativamente mejor que las que tienen una baja representación femenina.

Una mejor salud financiera de la organización conduce a mejores oportunidades de trabajo, mayor productividad y más crecimiento y desarrollo. Varios estudios han encontrado que las mujeres están equipadas con mejores habilidades para construir relaciones. También se descubre que son buenos para inspirar y motivar a otros.

Las mujeres unifican diversos grupos

Las mujeres como tales simbolizan la unidad y la cooperación. Son fundamentales para la supervivencia de una familia, una organización social básica. Esta cualidad de unificar mentes diversas en una familia es una característica esencial del liderazgo exitoso. Un verdadero líder actúa como una fuerza unificadora para unir al equipo o al grupo de seguidores y los lleva con éxito a lograr el objetivo. Las mujeres poseen tal calidad sustancialmente y esto las convierte en grandes líderes.

La diversidad se refiere a la existencia de diferentes personas con diferentes intereses, características y actitudes. Una mujer líder ve la diversidad como una ventaja para asegurar una relación equilibrada y única en un grupo. Ella continúa liderando unificando diversos intereses, actitudes y deseos inherentes a un grupo. La idea de diversidad también incluye respeto y aceptación. Significa comprender que cada persona es única e identificar sus distinciones individuales.

Las cualidades propias como la compasión, la paciencia para escuchar a los demás, otorgando la debida importancia al desarrollo personal de los seguidores, el enfoque democrático para resolver intrigas y, sobre todo, la consideración femenina de los demás seres humanos hacen de las mujeres una opción preferida para el liderazgo en medio de diversos grupos. Estas cualidades ayudan a las mujeres líderes a unir a diversos grupos para un mayor interés y para la realización de los objetivos finales.

Las mujeres mejoran las relaciones interpersonales

Para ser un profesional exitoso o un líder exitoso en esta era de la ciencia y la tecnología de la información, las habilidades de comunicación son una necesidad absoluta. Una organización funciona sin problemas, si existe un sistema de comunicación interpersonal, interdepartamental y externo efectivo. Dentro de la organización, la comunicación ascendente y descendente debe estar operativa para facilitar una comunicación efectiva y oportuna entre los empleados y departamentos de la organización.

En asuntos de construcción de relaciones, las líderes femeninas son constantemente calificadas más altas que sus contrapartes masculinas. Al ser hábiles en la construcción de relaciones internas, las mujeres también tienen muchas probabilidades de tener éxito en la construcción de relaciones externas; por ejemplo, crear nuevos clientes o negociar contratos difíciles para la empresa que lideran.

A las mujeres les va genial cuando se trata de comunicación a nivel personal. Son bastante hábiles para comunicarse con los demás y obtienen mejores puntajes que los hombres en este frente. La capacidad de comunicarse con las personas es una necesidad fundamental para convertirse en un líder exitoso. Las mujeres poseen esta habilidad naturalmente.

Las mujeres tienden a ser mejores oyentes que los hombres y esto las convierte en un comunicador efectivo. Los buenos comunicadores son excelentes oyentes. Las habilidades de comunicación efectiva comienzan con la escucha. Las mujeres son comparativamente mejores tanto para escuchar como para comunicarse.

Las mujeres valoran la rendición de cuentas

La rendición de cuentas también es una cualidad de liderazgo importante. Las mujeres rara vez ignoran su responsabilidad en cualquier tema. Se ve que las mujeres son más responsables que los hombres. La rendición de cuentas puede no ayudar a motivar a otros, pero es muy inspirador.
Un líder que comprende el valor de la responsabilidad nunca pone la responsabilidad de cualquier pérdida o error en los miembros individuales de un equipo. El líder más bien asume la responsabilidad. Motiva a los miembros del equipo a realizar cualquier tarea sin ningún tipo de compulsión y miedo.

Las mujeres entienden el valor de la responsabilidad más que el resto. Mientras dirigen una familia, a menudo se hacen cargo de asumir la responsabilidad por cualquier interrupción con la intención de mantener intacta la vinculación familiar. Contribuyen en gran medida a forjar la unidad y la cohesión entre los miembros de la familia. Tal calidad de las mujeres, cuando se pone en práctica mientras se dirige una organización, una sociedad o un país, funciona milagrosamente.

Valor de las mujeres

A menudo se ve que las mujeres líderes tienen un número creciente de seguidores desde que comienzan a liderar a las personas. Nunca decepcionan a sus seguidores y, de hecho, la gente los sigue de buena gana.

Las mujeres abrazan la colaboración

La colaboración o ser colaborativo se define como una característica principalmente femenina. La colaboración es actuar voluntariamente junto con otros miembros para lograr una búsqueda común. Esto hace que los líderes aumenten en su gráfico de carrera porque el apoyo popular permanece con ellos siempre que sean colaborativos.

Las mujeres líderes tienen la capacidad de colaborar con colegas, clientes y empleados en todos los equipos, funciones y departamentos porque colaborar es algo innato en ellas. Muchos estudios han acordado que las mujeres son más cooperativas que los hombres.

Un documento de la Oficina Nacional de Investigación Económica (una organización sin fines de lucro con sede en Massachusetts, EE. UU.) Coincide en el hecho de que las mujeres se sienten más atraídas por la cooperación que los hombres. Los hombres, a menudo sobreestiman sus capacidades, mientras minimizan las de sus colegas. Las mujeres, por otro lado, juzgan mejor sus habilidades y, por lo tanto, no son reacias a las sugerencias y la ayuda de los miembros de su equipo. En resumen, las mujeres son mejores jugadoras de equipo que los hombres.

Las mujeres son líderes transformadoras en general. Entienden las necesidades individuales y la aspiración de los miembros del equipo e interactúan con ellos en una nota personalizada. Este enfoque personalizado de mujeres líderes une a los miembros del equipo con más fuerza y ​​trabajan con dedicación para lograr el objetivo.

Además de los beneficios mencionados anteriormente, las mujeres líderes tienen la tendencia a mirar el lado positivo de los eventos o condiciones y siguen siendo optimistas en todo momento. Siendo optimistas, las mujeres líderes en muchas ocasiones salen con resultados favorables. El optimismo conduce al desarrollo de la confianza. En el núcleo de la confianza se encuentra la fe y la confianza. Las mujeres líderes muestran más confianza en sí mismas y tienen fe en los seguidores para siempre. Esto les ayuda a ganar el apoyo voluntario de los seguidores que a su vez los ayuda a alcanzar el éxito.


ANTERIOR: Liderazgo para mujeres: Introducción

SIGUIENTE: Liderazgo para mujeres: Barreras

INDICE: Curso de liderazgo para mujeres

Comentarios