Storyboarding

Storyboarding es una técnica de creatividad que a menudo utiliza diagramas de barras para explicar un escenario, de modo que se pueda planificar ese escenario. Al igual que la lluvia de ideas, esto también es empleado principalmente por grupos. Requiere un moderador y se lleva a cabo en un grupo de 8-12 personas. El moderador primero organizará las ideas obtenidas de la sesión de lluvia de ideas en un orden lógico en una pizarra blanca.
 
A su alrededor se creará una historia con la máxima interconexión de ideas y piezas diferentes. La representación gráfica ayuda a mantener todos los factores frente a sus ojos, lo que ayuda a interconectar diferentes factores mientras busca soluciones. Cada fase tiene una sección crítica en la que los participantes discuten su storyboard.
 
El proceso de abordaje de la historia incluye cuatro fases:
  • Planificación : esta fase comienza con los problemas claramente explicados y definidos por el moderador. Luego toma una hoja de papel y se prepara para tomar notas de los participantes.
  • Ideas : en esta fase, se ponen las ideas y se organizan diferentes planes para las personas según la secuencia de las nuevas ideas.
  • Organización : durante esta fase, los participantes deciden quién de ellos implementará las soluciones finalizadas y el momento del plan para implementar.
  • Comunicación : en esta fase, se les pide a los participantes que compartan su guión gráfico con todos los miembros de la organización. A través de este proceso, pueden usar figuras de fósforos, bocetos de globos y diagramas de flujo para dar un gráfico visual a su idea.

En la siguiente sección, discutiremos la técnica de excursión y sus beneficios.

La técnica de excursión

Este es un método muy efectivo para persuadir a un grupo de personas para que diseñen y desarrollen nuevos patrones de pensamiento para abordar situaciones únicas y formular estrategias basadas en sus análisis.
 
Este proceso generalmente implica cinco pasos:
  • El primer paso : el instructor pide a los participantes que realicen un viaje imaginario a un lugar que aparentemente no tiene conexión con el tema en cuestión. Algunos de esos lugares podrían ser un museo, una jungla u otro planeta, etc. Una vez que finaliza el viaje, los participantes deben dibujar entre 8 y 10 imágenes según su experiencia en ese lugar.
  • El segundo paso : el consultor pide a los participantes que dibujen similitudes y establezcan relaciones entre las imágenes de su excursión imaginaria y los problemas de la vida real que enfrentan actualmente en su escenario.
  • El tercer paso : ahora se instruye a los participantes para que analicen las conexiones entre los problemas y las analogías e identifiquen cuáles son las más cercanas y más claramente vinculadas con todos los factores.
  • El cuarto paso : los participantes comparten sus experiencias de su viaje imaginario con sus compañeros de equipo sobre lo que vieron, con quién interactuaron, qué analogías sacaron y sus soluciones.
  • El quinto paso : al igual que la lluvia de ideas, los participantes discuten las ideas de los demás y descubren una solución común a los problemas y una narrativa común que puede incluir todas sus ideas.


ANTERIOR: Lluvia de ideas

SIGUIENTE: Pensamiento creativo del empleado

INDICE: Curso de desarrollo de la creatividad

Comentarios