Tipos de asistentes ejecutivos

Hay tres tipos de asistentes ejecutivos, sin embargo, las diferencias en estos tres tipos no dependen de las responsabilidades laborales, sino de las aspiraciones profesionales de los propios asistentes. A medida que su carrera crece y cambia, se encuentran cambiando entre estas tres clasificaciones.
 
El lector puede tomarse un tiempo aquí e intentar adivinar en qué categoría se encuentra. Es libre de adivinar solo por la forma en que interpretan los nombres dados a estas tres categorías siguientes:
  • Escaladores
  • Lifers
  • Socios

Escaladores

Los escaladores son asistentes ejecutivos que piensan en el trabajo como su "trampolín" hacia un mayor éxito en el mundo de los negocios. Usan su posición para aumentar las redes y ascender en la escala corporativa, de modo que puedan avanzar en sus carreras de esa manera.
 
Este pensamiento es un método probado de aprender del trabajo mientras se gana. Los asistentes conocen las complejidades del trabajo, se hacen un nombre y pueden interactuar con los principales líderes de la empresa y la industria. También tienen la oportunidad única de presentar sus ideas frente a las personas que pueden marcar la diferencia.

Estilo

Los escaladores están muy motivados por su carrera, por lo tanto, son personas naturalmente entusiastas. Les gusta que se escuchen sus ideas, por lo que son oradores afirmativos. Tratan el trabajo como una plataforma para consolidar su imagen, construir una reputación y hacerse notar. No son muy leales ni a su trabajo ni a sus empleadores.
 
Los escaladores tienen más enfoque y dedicación hacia sus propias carreras, por lo que prestan más atención a sus propios objetivos. No consideran el trabajo de ser un asistente ejecutivo a largo plazo, y piensan que es una escalera al crecimiento profesional.

Motivación

Como están motivados por las metas profesionales futuras, pueden ir más allá del llamado del deber para mejorar sus posibilidades de crecimiento profesional. Los escaladores deben enviar un mensaje claro a su jefe sobre sus ambiciones, para que él / ella pueda brindarles oportunidades o, al menos, comprender cuándo cambian de trabajo.
 
Sin embargo, el hecho es que a algunos gerentes no les gusta la idea de reclutar a un asistente, capacitarlo, prepararlo, brindarle detalles de la red comercial y profesional, solo para perderlo en otro puesto, incluso dentro de la misma empresa. Por lo tanto, siempre es importante mantener las expectativas claras y transparentes.

Lifers

Algunos Asistentes Ejecutivos aman tanto su trabajo que quieren seguir siendo Asistentes Ejecutivos hasta el día de su jubilación. No les preocupa mudarse a una carrera profesional diferente. Ven el trabajo de un Asistente Ejecutivo como una recompensa que sienten que se han ganado por ser excelentes en sus habilidades de gestión de personas.
 
Los vitalicios no quieren cambiar su carrera o compañía. La razón detrás de esto podría no ser explícitamente la lealtad hacia sus clientes y compañía; podrían haber perdido el apetito por una carrera diferente al ver que él está contento con su puesto.

Estilo

Los vitalicios ven su posición desde el punto de vista de una elección de carrera a largo plazo, ya que les gusta su trabajo lo suficiente como para mantenerlo hasta el futuro, por lo que siempre esperan tener un buen desempeño. Sin embargo, como buscan una curva profesional gradual en lugar de un fuerte crecimiento profesional, están menos motivados para superar las expectativas.
 
A los videntes les gustan los entornos predecibles y evitan sorpresas. No son particularmente leales con sus gerentes, sino con sus propios trabajos. Si el gerente con el que han estado trabajando durante años renuncia, pueden seguir trabajando con el reemplazo.

Motivación

Los vitalicios están motivados por la estabilidad que conlleva su trabajo. No están interesados ​​en ascender en la escala corporativa, ya que les gusta el espacio en el que se encuentra su vida ahora y les encantaría persistir hasta el final de sus carreras. Les gusta la consistencia porque están acostumbrados a una carga de trabajo sistemática que viene con cierto grado de certeza.
 
En general, evitan asumir nuevas responsabilidades de repente, sin embargo, eso no significa que no estén dispuestos a asumir nuevas responsabilidades. Si las nuevas responsabilidades vienen como un resultado natural pero gradual de las tareas que están realizando, entonces las tomarán.

Socios

Los asistentes ejecutivos que se consideran socios de sus gerentes o jefes tienen un enfoque mental positivo hacia su trabajo y terminan en la mejor posición para crecer y progresar en sus habilidades y carrera. Para ellos, el trabajo es como la colaboración, donde se encargan de la coordinación y el ejecutivo que informan se encarga del proceso.
 
Este tipo de Asistentes Ejecutivos pueden trabajar de manera eficiente en el entorno laboral adecuado, es decir, un lugar de trabajo donde exista respeto mutuo y reconocimiento por el trabajo en equipo y los esfuerzos realizados por los asistentes. Estos asistentes ven el éxito de su gerente como resultado de un esfuerzo de colaboración.

Estilo

Los socios tienen un estilo fluido de comunicación con el ejecutivo al que ayudan. Atraviesan la jerarquía y, a menudo, intercambian ideas y ofrecen opiniones. Los socios aprecian cuando se les da un campo de juego nivelado y realmente funcionan en su apogeo cuando el gerente los trata como iguales, en lugar de subordinados.
 
Cuando trabajan juntos, el ejecutivo y el asistente ofrecen muchas metas mutuas y persiguen como equipo. Esto los hace muy leales entre sí y, a menudo, tales asistentes acompañan a sus gerentes, o el gerente les pide que se muden con ellos cuando cambian de compañía.

Motivación

Los socios están alentados y motivados por el hecho de que están haciendo una contribución importante al trabajo que se está haciendo. Se sienten conectados con los objetivos del negocio y perciben una responsabilidad personal en su papel. Quieren hacer contribuciones importantes proporcionando un apoyo excepcional.
 
También están motivados por la fuerte relación entre ellos y el gerente. El hecho de que su jefe aprecie sus esfuerzos y su contribución al trabajo que se realiza correctamente los inspira a hacerlo mejor. Dichos asistentes tienen salarios altos ya que funcionan no solo como subordinados, sino también como el segundo cerebro del jefe.
 
Antes de pasar al siguiente capítulo, tómese un tiempo para considerar qué tipo de Asistente Ejecutivo es y cuál le gustaría ser. No hay aciertos y errores aquí. Cualquier tipo de asistente es bueno. Sin embargo, el tipo debe coincidir con su temperamento, actitud hacia el trabajo y el tipo de objetivos de vida que tiene.


ANTERIOR: Competencias centrales

SIGUIENTE: Trayectoria profesional

INDICE: Curso de coaching para asistente ejecutivo 

Comentarios