Niveles de aulas

Dependiendo de la edad promedio de los estudiantes, las aulas se pueden dividir en estas categorías:
  • Preprimaria: 4 a 6 años
  • Primaria: 6 a 11 años
  • Escuela intermedia: 11 a 14 años
  • Preparatoria: 14 a 18 años

Los desafíos de clase para cada categoría son diferentes. Por lo tanto, los planes de gestión del aula también deberían ser diferentes. Lo que funciona para un niño de 5 años nunca será válido para los de 15 años porque los problemas que enfrentan son muy diferentes. Analicemos algunos de esos desafíos de gestión de clase.

Desafíos de gestión

Preprimaria

Administrar una clase de alumnos de preprimaria es interesante porque recién comienzan a comprender el concepto de clase. Un lugar donde tienen que seguir reglas, mostrar cierta apariencia de orden y obedecer a su maestro. Aquí hay algunos desafíos comunes que enfrentan los maestros al manejar las clases de preprimaria:
  • Desarrollo apropiado para la edad: en este grupo de edad, el grado de desarrollo varía en niños que tienen solo tres o seis meses de diferencia. Por lo tanto, el maestro debe tener en cuenta las habilidades variadas de los estudiantes al enseñar lenguaje básico y habilidades aritméticas.
  • Participación de los padres: para los alumnos de preescolar, los padres están muy involucrados en sus estudios o dejan todo a la escuela. El primer grupo no quiere que su hijo falle en un solo parámetro, mientras que el segundo grupo no admite el aprendizaje en el hogar por temor a sobrecargar al niño. Debe hablar con paciencia con los dos padres y compartir con ellos que el niño necesita aprender tanto en la escuela como en el hogar a su propio ritmo.
  • Apoyo escolar: el respaldo brindado por la escuela en términos de infraestructura y apoyo psicológico desempeña un papel muy importante en el manejo exitoso de los niños, sin causar mucho estrés y agotamiento en los maestros. Cada maestro debe averiguar de las autoridades a qué apoyo tiene derecho y utilizarlo al máximo.

Primario

Los estudiantes de primaria comienzan un verdadero aprendizaje académico y socioconductual. También se consideran lo suficientemente mayores como para comenzar a asumir la responsabilidad de sus acciones. En una fase de desarrollo tan mixta, algunos de los desafíos que enfrenta el maestro son:
  • Más asignaturas más docentes: normalmente , los alumnos de preescolar tienen un profesor para todas las asignaturas. A medida que avanzan a la clase de primaria, tienen que acostumbrarse a la idea de un maestro diferente para cada materia. Cada estudiante responde a cada maestro de manera diferente, por lo que la clase debe gestionarse dinámicamente según las reacciones de los estudiantes.
  • Retraso en los estudios: ahora que comienza la enseñanza real, algunos estudiantes pueden retrasarse en algunas o todas las materias académicas. Como maestro, debe estar alerta ante los estudiantes que no pueden hacer frente y brindar apoyo adicional.
  • Ampliar horizontes: dependiendo de la escuela, las actividades de los estudiantes de nivel primario aumentan en comparación con las clases de preprimaria. Por ejemplo, se les puede permitir salir de la clase sin supervisión, visitar la biblioteca, hacer algunas tareas de la clase, etc. Esto puede hacer que se distraigan e inquieten, haciendo que el manejo de la clase sea mucho más desafiante.

Escuela intermedia

En la escuela secundaria, los problemas de gestión de clase tienen que ver más con el comportamiento de los estudiantes que con cualquier otra cosa porque los niños son emocionalmente vulnerables en sus años de adolescencia. Algunos de los desafíos que los maestros de secundaria tienen que manejar incluyen:
  • Presión académica: en la escuela intermedia, los académicos realmente comienzan a acumularse debido al creciente número de materias, así como a la cobertura profunda de los temas. Estos también son los años formativos en los que los maestros deben poner énfasis en los fundamentos mentirosos de la mayoría de las materias que tienen que tratar el resto de sus vidas. Por lo tanto, debe tener suficiente espacio en el plan de gestión de su clase para dedicar más tiempo a temas complejos.
  • Inicio de emociones negativas: durante los años de la escuela intermedia , los niños comienzan a sentir emociones negativas como desilusión, rechazo y baja autoestima. Como maestro, debes explicarles que un éxito o un fracaso no los define. Si no logras manejar esto, podrías tener una clase de estudiantes mitad eufóricos y mitad hoscos para enseñar. Incorpore algo de tiempo en su plan para hablar con sus estudiantes sobre estos problemas emocionales y, si es necesario, remítalos a asesoramiento.
  • Acoso escolar: después de preprimaria , esta es la época en la que surgen nuevos acosadores en cada clase. Debido a la vulnerabilidad emocional, algunos niños son propensos a ser intimidados, mientras que otros se deleitan con el bullying. La intimidación debe detenerse de inmediato. Trataremos esto en detalle en el próximo capítulo.

Escuela secundaria

A medida que aumenta el nivel de la clase, también aumentan las habilidades de gestión del aula requeridas por un maestro. Estos son algunos de los desafíos que los maestros deben manejar en las clases de secundaria:
  • Excelencia académica: en la escuela secundaria, los estudiantes ya están planificando su futura carrera y toman las materias que los guiarán por el camino elegido. Entonces esperan que sus maestros les brinden el más alto nivel de educación. Los maestros, a su vez, necesitan enseñar a los niveles más altos y también ayudar a los estudiantes a tomar sus decisiones.
  • Desobediencia: al ingresar a su adolescencia, los estudiantes sienten una nueva independencia que los lleva a la desobediencia en clase. Los maestros necesitan superar la desobediencia de los estudiantes sin convertirla en una confrontación.


ANTERIOR: Gestión del aula: Introducción

SIGUIENTE: Problemas de comportamiento

INDICE: Curso de gestión del aula

Comentarios