Resolución de disputas

Los procesos de resolución de disputas son los métodos o técnicas que utiliza una compañía para resolver cualquier disputa que ocurra en la compañía. En este capítulo, veremos que los procesos de resolución de disputas están ampliamente divididos en dos tipos principales:
  • Procesos de adjudicación : procesos como litigios o arbitraje, en los que participa un juez, jurado o árbitro y determina el resultado en función de los hechos y las pruebas presentadas.
  • Procesos consensuales : procesos como el derecho colaborativo, la mediación, la conciliación o la negociación, en el que las partes intentan llegar a un acuerdo mediante el entendimiento mutuo.

La resolución de disputas es un requisito esencial en la gestión de recursos humanos nacional e internacional. Incluso en el comercio internacional, las disputas se resuelven mediante negociación, mediación, arbitraje y acciones legales.

Procedimientos de resolución de disputas

Como primer paso, los reclamantes deben tratar de resolver consultas y quejas contactando a su supervisor inmediato. Este contacto inicial debe hacerse dentro de los diez (10) días hábiles desde la ocurrencia de un problema.

El supervisor, gerente o jefe de departamento debe organizar una reunión con el demandante, y todas las partes interesadas deben hacer un esfuerzo de buena fe para resolver el problema. El generalista de gestión de recursos humanos estará disponible para ayudar en estos esfuerzos iniciales para resolver las disputas.

Si la disputa no puede resolverse a través de los esfuerzos mencionados anteriormente, las partes pueden ser referidas al Generalista de GRH para discutir si la mediación es un medio correcto para resolver la disputa.

Resolución de conflictos

La mediación es un proceso que ayuda a las personas a resolver conflictos por sí mismas de una manera mutuamente aceptable en la que todos los involucrados en la disputa se reúnen con uno o más mediadores capacitados. En un entorno privado, el mediador proporciona un proceso secuencial y simple para que las partes discutan su disputa junto con sus sentimientos, percepciones y necesidades.
El objetivo es comenzar la interacción y avanzar hacia la resolución de la disputa de una manera agradable para todos. Si las partes no resuelven informalmente la disputa, si no desean perseguir la mediación o si no logran resolver el conflicto a través de la mediación, el Generalista de GRH  aconsejará a la persona que plantea el conflicto qué otros recursos están disponibles, si los hay.

Prohibición de represalias: cualquier intento de intimidar o tomar represalias contra una persona por generar un conflicto o participar en la resolución de disputas bajo esta política está estrictamente prohibido. Cualquier individuo que haga tal intento estará sujeto a medidas disciplinarias, que pueden incluir la separación del empleo.


ANTERIOR: Relaciones industriales

SIGUIENTE: Cuestiones éticas

INDICE: Curso de gestión de recursos humanos

Comentarios