Derechos de un empleado

Los empleados son un activo para la empresa y cualquier organización ética quisiera que sus empleados sean felices y prósperos proporcionándoles un ambiente de trabajo seguro y feliz, trabajo estable, modificaciones razonables en el tiempo de trabajo y un equilibrio saludable entre el trabajo y la vida.

Muchas empresas que encabezan la lista cuando se trata de proporcionar entornos ideales a sus empleados atribuyen a sus buenos programas de gestión y retención de empleados la clave de su éxito. 

Derechos de un empleado

Un empleado tiene, como mínimo, derecho a los siguientes derechos en su lugar de trabajo:
  • No discriminación en el trabajo, especialmente por motivos de género, nacionalidad, religión, afección médica y afiliación política.
  • Equilibrio saludable entre el trabajo y la vida, lo que significa que no hay muchas horas de trabajo. Los empleados también pueden informar si su empleador retrasa innecesariamente la delegación de trabajo.
  • Protección del trabajo para personas con discapacidad y condiciones médicas.
  • Protección completa contra el acoso sexual de cualquier tipo e inmunidad frente a la obligación de cambiar favores por beneficios.
  • Libertad para discutir los términos y condiciones del empleo con otros empleados y negociar los salarios para adaptarse al estilo de vida según los tiempos cambiantes.
  • Derecho a solicitar condiciones de trabajo seguras y reserva para responder preguntas sobre edad, religión, nacionalidad y afección médica.
  • Exigir ciertos cambios y modificaciones en las condiciones de trabajo para adaptarse a situaciones que puedan surgir debido a sus condiciones médicas imperantes.
  • Derecho a formar o participar en un sindicato que tenga como objetivo mejorar los salarios, el estilo de vida, el entorno laboral y enfatice los derechos de los empleados en los lugares de trabajo.


ANTERIOR:
Ética en la profesión

SIGUIENTE: Política de denuncia de irregularidades

INDICE:
Curso de ética profesional

Comentarios